domingo, 10 de abril de 2011

ENSAYO GENERAL

(Fotografías de Alberto Ojeda, del IES Néstor Almendros)













miércoles, 30 de marzo de 2011

PRESENTACIÓN


Cartel anunciador de la ópera
(Departamento de plástica del IES Vistazul)

Este blog pretende ser dos cosas: un instrumento de trabajo y el testimonio de una aventura. Para lo primero intentamos ofrecer todos los datos, documentos, enlaces y materiales que estén a nuestro alcance, de manera que los diferentes profesores y alumnos implicados, más los que se acerquen a estas páginas por curiosidad o buscando información, encuentren lo que desean y quizás algunas cosas más. Lo segundo es más difícil de conseguir, ser el reflejo de lo que se está haciendo día a día y también de los vericuetos, sinuosidades y peripecias que hay que superar para alcanzar los objetivos; pero creemos que merece la pena porque la empresa en la que nos hemos embarcado está resultando tan atractiva, estimulante y llena de magia como peliaguda y plagada de dificultades: igual que el bosque de Hänsel y Gretel.


Algunos, al principio, no creíamos mucho en la viabilidad de un proyecto tan complejo, sobre todo por la enorme dificultad de poner de acuerdo y coordinar tantas facetas diversas y dispersas; si ya es difícil llevar a buen puerto un montaje operístico con un equipo de profesionales dedicados exclusivamente a ese empeño ¿cómo iba a ser posible articularlo y culminarlo a través de una pandilla de aficionados repartidos por un puñado de centros que no se conocen entre sí? Pero después de ver la enorme implicación personal de los compañeros, los alumnos, el Teatro Maestranza y los responsables de la Delegación, no nos cabe duda de que esto va a salir bien; porque se le está echando grandes dosis de los dos ingredientes que con más ahínco buscamos los profesores en nuestra labor: ilusión y trabajo.  

De momento las secciones de este blog no están lo que se dice rebosantes de entradas, pero esperamos que la cosa vaya creciendo con las aportaciones de todos los centros implicados. Por supuesto, estamos abiertos a las sugerencias que queráis hacer sobre los contenidos, el diseño o cualquier otro aspecto. Un saludo y mucho ánimo.


                                                                                      

LA EXPERIENCIA DE PRODUCIR UNA ÓPERA CONTADA POR LOS ALUMNOS


Ocho alumnos describen el proyecto desde su perspectiva personal recorriendo las distintas etapas y áreas de la producción de "Hänsel y Gretel" 


1- ANTECEDENTES DE NUESTRO CONTACTO CON LA ÓPERA 

Antonio Manuel Beleño -  2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
 
Nuestro interés por el mundo de la ópera no ha aparecido en nuestras vidas de repente. Desde pequeños vemos este arte muy lejano a nosotros, escuchándolo como el que oye llover sin prestar más atención que a los “gorgoritos” que realizan los cantantes. Pero si convives con la ópera descubres que es mucho más que eso.
 Debemos remontarnos a nuestro curso de 4º de ESO, cuando nos encontramos en la asignatura de Música un tema llamado “Música escénica” cuyo capítulo principal estaba dedicado a la Ópera. Nuestro profesor nos propuso ver una versión en DVD de Las Bodas de Fígaro, no sin antes comentar el libreto y aprender algunos conceptos básicos sobre el mundo de la música escénica. Finalmente llegó el día señalado, se apagaron las luces y comenzamos. Para sorpresa de todos, el silencio fue inmediato, los ojos centrados en la pantalla y la música llegando a nuestros oídos. Casi sin darnos cuenta esa experiencia estaba sembrando en nosotros el gusanillo de la música escénica y de la ópera.
Al curso siguiente, con el proyecto integrado de bachillerato “Música y literatura”, volvimos a disfrutar de óperas inolvidables como Don Giovanni, Carmen, La Traviata…. Pero el hecho más significativo para nosotros fue que al mismo tiempo, gracias al empeño de nuestro profesor y a la generosa respuesta del Teatro Maestranza, pudimos acudir a diferentes ensayos generales de óperas como La Fanciulla del West, La mujer silenciosa, La Traviata, Turandot etc. Para muchos era la primera vez que acudíamos al teatro Maestranza y a la vez, la primera ocasión de ver una ópera en directo, un acercamiento que nos ha permitido dejar de lado nuestras primeras impresiones, tan erróneas. Creo que no me equivoco al afirmar que todos los que hemos vivido esta experiencia hemos conectado vigorosamente con este universo musical.
Con la aparición del proyecto “Produce una ópera” vuelve a nosotros el interés por adentrarnos en el mundo del espectáculo musical, de vivirlo y formar parte de él, rompiendo la monotonía del curso en el que nos encontramos. Pero esta vez se nos ofrece una oportunidad verdaderamente especial y única, algo que quizás nunca más tendremos ocasión de alcanzar: la posibilidad de participar en la producción de una ópera como colaboradores, a un nivel modesto pero fascinante, en contacto con otros jóvenes que van a  intervenir como miembros de la orquesta y del coro o como coautores de la escenografía, el vestuario, la caracterización, la producción… la participación en este proyecto no la vivimos como un esfuerzo sino como un gran placer, una experiencia que con toda seguridad no olvidaremos nunca.


2 – PRIMEROS PASOS DEL PROYECTO “PRODUCE UNA ÓPERA”
Irene Chacón Dorante – 1º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
Hace unos meses nuestro profesor de Latín y del Proyecto “Música y Literatura” nos dijo que el Teatro Maestranza y la Delegación de Educación estaban preparando una actividad relacionada con la producción de una ópera destinada a diferentes institutos y escuelas de Sevilla. Aún no sabíamos muy bien de qué se trataba y tampoco confiábamos en que tuviera éxito debido a la cantidad de grupos participantes, en su mayoría totalmente ajenos al funcionamiento y desarrollo de una ópera y al enorme esfuerzo y trabajo que ésta conlleva, pero, a pesar de todo, aceptamos encantados.
El día 15 de diciembre de 2010 nos reunimos en el Maestranza todos los participantes para una presentación oficial del proyecto, ya mucho más definido. En total 18 centros de la provincia acudimos para integrarnos en esta novedosa iniciativa y nos pusimos en contacto con los responsables de cada área: escenografía, vestuario, dirección, entrevistas…. En esta reunión tuvimos nuestro primer encuentro con Rocío Castro, Jefa de Relaciones Externas del Teatro, que es la encargada de nuestro grupo. Realmente conocíamos ya a Rocío de nuestras anteriores visitas al Teatro, pero en esta ocasión tuvimos la oportunidad de acordar con ella la tarea que íbamos a desarrollar en este proyecto.
Debido a que todos mis compañeros están en 2º de Bachillerato y tienen cerca la Selectividad, y a que además somos de Dos Hermanas y no podemos desplazarnos tan fácilmente al Teatro, optamos por dedicarnos a una tarea que no requiere una presencia tan constante y es más afín a nuestra especialidad de Humanidades: la parte periodística y los textos del programa de mano. Así pues, nos encargamos del estudio literario de la obra y de la cobertura informativa del proyecto, que consiste en la realización de entrevistas y reportajes y la elaboración de un blog.
Al mismo tiempo nuestros compañeros de 4º de ESO, orientados por el departamento de Plástica, han diseñado el logotipo del proyecto, la tarjeta de identificación de los participantes y el programa de mano, además de hacer carteles e ilustraciones de la ópera.
A partir de aquella visita todo el mundo comenzó a organizarse y en poco tiempo se pusieron en marcha todas las áreas de trabajo. Cada una de ellas es apasionante y queda explicada en los correspondientes capítulos de este artículo. Por nuestra parte, hemos realizado varias visitas más al teatro, entrevistas y el blog que recoge la evolución del proyecto y los grupos participantes y que se llama como la bruja de la ópera: Rosina Bocagolosa.
Poco a poco, y con mucha dedicación por parte de todos, estamos logrando ese objetivo que tan lejano e inalcanzable nos parecía. ¡Quién iba a decirnos a nosotros, cuando nos presentaron a principio de curso un sueño más que un proyecto, que iba a tomar forma tan rápidamente!

3-DEL CUENTO AL LIBRETO
I- Meli Ojeda - 2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
Uno de los motivos por el que se ha elegido la ópera Hansel y Gretel para esta experiencia en la que participamos varios centros escolares es que su tema nos resulta bien conocido a muchos jóvenes y niños.
Como todos sabemos, existen muchas versiones de este cuento, uno de los más entrañables de todos los tiempos.
Fue recogido por primera vez por los hermanos Grimm, con el tiempo se hizo muy popular en muchos países, se adaptó para una ópera y fue dando lugar a versiones y más versiones realmente diferentes sobre esa historia en la que dos niños se pierden en el bosque y acaban en las manos de una malvada bruja. Las hay más trágicas, más duras, crueles y que en ocasiones provocan que se derrame alguna que otra lágrima, que contrastan con otras muy dulces, tiernas y con un bonito final feliz. Comentaremos aquí la más conocida de las versiones literarias, la de los hermanos Grimm, frente al libreto de la ópera que va a ser representada, escrito por la hermana de Humperdinck, Adelheid Wette:
En ambos textos Hansel y Gretel se pierden en el bosque y terminan en las garras de una malvada y peligrosa bruja que devora niños y pretende acabar con la vida de ambos. Mientras que en la versión de los hermanos Grimm la madrastra es tan malvada o incluso más que la propia bruja, en esta ópera digamos que solo es culpable en cierta medida de sus desgracias, pero no es esa mujer cruel y terrible que quiere acabar con la vida de los pequeños y convence a su marido de que los abandone en el bosque.
El padre de los niños en el cuento se presenta como un cobarde que es convencido por su esposa para abandonar a sus propios hijos en el oscuro y peligroso bosque. En la ópera se preocupa por ellos, los busca, no tiene influencia alguna en lo que les sucede a sus pequeños. En la versión musical de la historia, cuando Hansel y Gretel quieren volver a casa, el primero no ha dejado rastros para poder encontrar el camino, mientras que en el cuento deja unas miguitas de pan que posteriormente les podrían guiar a su hogar, pero que son devoradas por los pájaros, lo que hace que los niños no puedan orientarse.
A la mañana siguiente ven la casita de mazapán, donde les aguarda la malvada bruja que quiere comérselos una vez estos hayan engordado un poco. Los hermanos consiguen escapar de ella y la bruja termina achicharrada en el horno.
En el cuento de los hermanos Grimm el desenlace tiene un detalle sorprendente y sombrío que queda poco explicado pese a ser un final feliz, ya que la madrastra muere por causas desconocidas, mientras que en esta ópera el final no va más allá de la escapatoria de los pequeños y la alegría de todos.
El hecho de tratarse de un cuento tan conocido nos permite comprender la dificultad que tiene hacer un buen libreto, pues hay que convertir una narración ágil y sencilla que se lee rápidamente en una acción larga que se basa en diálogos y se representa ante el público. Y  encima, estos diálogos no están “hablados” normalmente, sino que son cantados. Hay que tener, por tanto, la capacidad de imaginar por adelantado lo que van a percibir los espectadores, adivinar lo que va a tener un buen efecto teatral y lo que no es adecuado para las  tablas, y, finalmente, escribir unos textos con una estructura específica que se preste al ritmo musical, trabajando en perfecta complicidad con el compositor.

II- Laura Cañero Amoreti – 2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
En cierto modo, nuestros padres o hermanos mayores se han dedicado a impulsar (de forma casi inconsciente) la tradición “del cuento antes de dormir”.
Cuentos con un repertorio muy amplio, desde la tradicional Caperucita roja, Los tres cerditos, Cenicienta y cualquier otra variación espontánea de estos. Hansel y Gretel es uno de esos cuentos, que han perdurado en el tiempo, que se han desplazado de región en región, de boca en boca hasta acabar plasmado en la recopilación de varios escritores (los hermanos Grimm por ejemplo) ayudando a su supervivencia hasta nuestros días.
 Lo que yo recuerdo de Hansel y Gretel es una versión muy reducida y muy suavizada, más parecida al libreto de la ópera que al cuento original. En él, la madre no era una madrastra “cruel” que los abandonaba, sino una madre que mandaba a sus hijos al bosque a recoger unas fresas,  los niños se quedaban dormidos en el bosque y gracias a que eran muy listos se las ingeniaban para volver, pero en la versión de mi infancia, los niños eran una mezcla de inocentones y pícaros, se entretenían en el bosque con los animalillos, para finalmente darse cuenta de que se habían alejado demasiado de su casa, que estaba anocheciendo y  que no sabían volver. El padre no era un ser manipulable y mucho menos débil, en la versión que yo recuerdo salió automáticamente a buscar a sus hijos, conocedor del peligro que los acechaba en el bosque: La bruja devoradora  de niños. Pero, al fin y al cabo, la moraleja siempre es la misma: no confiar en un extraño. De todas formas el cuento original posee más de una interpretación, porque esa es la verdadera finalidad de un cuento: enseñar a los niños que lo escuchan.
 El papel de dos seres “malvados” en la historia es muy importante, entre ellos la madrastra y la Bruja mantienen una estrecha relación al final. La madrastra es el mal que empuja al padre a abandonar a los protagonistas al bosque porque no tienen comida para todos. La bruja que quiere comerse a los niños… sin duda el hambre y la comida son una característica presente en todo el cuento de forma compulsiva, todos haríamos casi cualquier cosa por comer algo si estuviéramos en situación de verdadera hambre, sin pensar en las consecuencias de nuestros actos. La Bruja es la representación de lo desconocido, el mal (íntimamente relacionado con la brujería y, de un modo casi lejano con el pecado de la gula), recibe su castigo al final del relato, cuando Gretel consigue engañarla para encerrarla en el horno, y cuando los niños se reúnen junto a su padre resulta que la madrastra también ha muerto.
Hansel y Gretel son personajes que nos ofrecen una gran cantidad de información mediante su forma de ser, ingenuos pero en el fondo audaces, como demuestran en las situaciones de peligro. Inocentes y pícaros a la vez que piensan en disfrutar, y que pase lo que pase siempre se centran en los aspectos agradables de su situación sin prestar demasiada atención a los malos ratos que sufren. Esto último está más realzado en la ópera que en el propio cuento, gracias a la interpretación visual y sonora que nos permite volver a nuestra infancia y sentirnos en el papel de estos niños. Juegan felizmente sin pensar en las propias consecuencias de sus actos y finalmente se topan con un problema que han de resolver con lucidez y madurez, y lo demuestran saliendo victoriosos del bosque y el encierro de la bruja. En el cuento se aprecia cierta distinción de sexos entre Gretel y Hansel, quien por ser el chico asume el rol masculino de la época: tranquiliza a su hermana pequeña y se preocupa de que los planes de su madrastra no se cumplan. Aunque quien consigue engañar a la bruja en la escena final es Gretel. En la ópera también rescatan al resto de chicos que habían sido convertidos en mazapán pero aun no habían sido engullidos, acción que no se menciona en algunas variaciones del cuento.­­­­­­­­­­­­­­­­­
El Padre de familia tiene papeles muy contrarios entre el libreto y el cuento original. En el cuento, el padre es leñador, un oficio que requiere mucha fuerza por lo que creo que es un poco inconcebible que sea un hombre “débil” y ceda ante la idea de abandonar a sus hijos, propuesta por su esposa. Esto me hizo pensar que posiblemente el agotamiento de este trabajo y la muerte de la madre biológica de los niños (recuerdo que la madre del cuento es realmente la madrastra de los niños) influyese gravemente en su forma de ser. Por otro lado, la representación operística presenta a un padre vendedor de escobas, decidido, alegre y cariñoso, gracias, posiblemente, a los arreglos del personaje de la madre.
Para terminar con el análisis de los personajes hablaremos de dos papeles secundarios añadidos en el libreto de Adelheid Wette, los duendes de la arena y del rocío, presentados como seres sobrenaturales, que adormecen y despiertan a Hansel y a Gretel. En el cuento no aparecen otros personajes sobrenaturales aparte de la bruja, pero sí que los hermanos se relacionan con algunos animales (como el pájaro que los conduce a la casa de mazapán o el pato que los ayuda a cruzar un río).
No es casualidad que el lugar donde se oculta la golosa casa de la bruja sea un bosque. Es el espacio ideal y tradicional donde los seres mágicos se encuentran y donde muchas culturas han asentado sus templos o deidades, precisamente por ser un lugar misterioso, pero fascinante a la vez.
Concluyo con un breve comentario sobre el contexto histórico al que se remonta el cuento, la Edad Media, donde a causa del hambre y escasez constante de comida, el infanticidio era una práctica común y en esta historia es precisamente lo que ocurre: los hermanos son dejados en el bosque para que mueran o desaparezcan porque no pueden ser alimentados.
De todo esto los niños recogen, gracias a la gran adaptación y elaboración del cuento, la misma moraleja: no hay que confiar en los desconocidos aunque te ofrezcan suculentas golosinas y al mismo tiempo todos relacionamos la muerte tanto de la bruja como de la madrastra con el merecido castigo que acaban recibiendo quienes hacen el mal.

 4- QUE SUENE LA MÚSICA
María Roldán Eugenio – 2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
El proyecto "Produce una ópera" es extraordinario para que jóvenes como nosotros podamos apreciar lo difícil que es llevar a cabo la representación de una obra de este tipo, el duro trabajo que hay que realizar, y para que seamos conscientes de todo el personal que está involucrado en ello y comprender así que no sólo es importante lo que vemos desde fuera, sentados en la butaca del teatro. Este proyecto ha significado una apertura al mundo operístico para muchos de los jóvenes que colaboramos con la representación de Hansel y Gretel.
En el ámbito musical ya advirtió Pedro Vázquez, director musical de esta ópera, que sería una obra muy compleja y que requeriría mucho esfuerzo, pero también que aportaría una gran satisfacción.
Hubo que empezar por la difícil formación de una orquesta de 67 músicos elegidos entre jóvenes de los conservatorios de Sanlúcar la Mayor, Cristóbal de Morales y Francisco Guerrero que compondrían la orquesta; se trata de chicos y chicas que nunca han tenido una experiencia orquestal, por lo que este proyecto, independientemente de todo lo que supone para muchos otros participantes, constituirá para estos futuros músicos una experiencia inolvidable que les enriquecerá enormemente tanto personal como profesionalmente. Ya a finales de enero, tras la realización de los primeros ensayos (que aparecen en algunas fotos del Blog “Rosina Bocagolosa”), pudimos apreciar durante un coloquio en Radio Sevilla el esfuerzo que los instrumentistas están llevando a cabo, escuchando como ejemplo a la concertino (primer violín) de la orquesta.
 También durante cinco días se llevó a cabo la selección de los 64 miembros que compondrían la escolanía en diez colegios sevillanos (Al Andalus, Jacarandá, Lope de Rueda, Manuel Siurot, Irlandesas de Bami, Beaterio de las Trinitarias, Ibarburu, Valme Coronada, San Pedro de Zúñiga y San Francisco de Paula) y acto seguido, los pasados 15 y 16 de Enero, se realizaron los primeros ensayos. Ese día, a pesar de todo el trabajo que aún quedaba por delante, muchos quedaron sorprendidos por el notable progreso de la escolanía, que habían estado preparando la partitura con sus maestros.
Las voces de Hansel y Gretel hacen dudar sobre la sencillez de la obra: Estos papeles requieren una  gran madurez en la voz de los cantantes, a lo que se suma la dificultad de la interpretación, ya que deberían adaptarse al carácter de cada personaje y tendrían que poseer, tal y como dijo Pedro Vázquez, un amplio concepto del lirismo y de la dramaturgia; por eso, durante las audiciones, el director tuvo que tener muy en cuenta que los cantantes se adecuaran correctamente a los correspondientes papeles. 
La riqueza musical de La ópera Hansel y Gretel de Humperdinck es indiscutible. En Alemania tiene una importancia que va más allá del ámbito de los aficionados a la música clásica. La obra está compuesta por unas melodías sencillas pero con una gran diversidad de ritmos, que además deberán ser ejecutadas por una amplia plantilla orquestal compuesta por jóvenes que nunca han tenido una experiencia parecida. La orquesta será fundamental para entender el ambiente en el que se desarrolla la escena e incluso la forma de ser y los sentimientos de cada personaje.
Además, una de las grandes características de esta ópera es la expresividad de su música, pero no se debe olvidar que esto también implica una mayor dificultad a la hora de interpretarla. La tensión se mantendrá hasta el último momento, porque,  a pesar de que cada joven  toque a la perfección su instrumento, lo más hermoso de la obra sería que el director les transmitiese las sensaciones de cada melodía a los instrumentistas, y éstos a su vez, al público. Éste es, junto con la buena interpretación de la partitura, otro de los grandes retos a los que deberán enfrentarse el día 9 de Abril.
Cuando llegue el esperado día del estreno de la ópera, todos contemplaremos el gran crecimiento personal y profesional que habrán experimentado orquesta, solistas y escolanía, así como el aprendizaje y experiencia que habrán ido adquiriendo poco a poco.

5- ¿QUÉ ES ESO DE “PRODUCIR”?
Juan Carlos Polo Zambrano - 2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
A lo más que llegamos los que solemos “ver los toros desde la barrera” y contemplar un espectáculo operístico desde nuestras butacas es a entender que, además de las voces y los instrumentos que nos deleitan los oídos y de los decorados y trajes que contemplamos, tiene que haber unos técnicos que controlen las luces, los movimientos de telón, la maquinaria etc. Pero hasta el momento de implicarnos en este proyecto no teníamos ni idea de lo complicada que podía ser la cosa.
Concretamente, nos intrigaba qué era eso de “producir”. Algo sabíamos por el mundo del cine: que el productor era el que ponía el dinero, buscaba y contrataba a los artistas y se encargaba de conseguir todo lo necesario para que el tinglado se pusiera en marcha. Lo que no podíamos imaginar era la enorme labor de gestión que supone ese tinglado. Significa preparar los ensayos, organizar los contratos y documentos, buscar los contactos con los medios de comunicación, supervisar el día a día, estar pendiente de que todo funcione, resolver los problemas que puedan surgir, llevar, en definitiva, el control y la coordinación de todas las áreas implicadas.
En el caso de un teatro público como el Maestranza, creemos que todo es más fácil porque sale del dinero público, pero nada más lejos de la realidad. Para empezar, la contribución de las instituciones públicas, sumada a la venta de entradas, no alcanza a cubrir todos los gastos, ni mucho menos, y hay que ponerse a buscar subvenciones y patrocinadores, lo cual no parece fácil en los actuales momentos. Además cada ópera moviliza una gran cantidad de recursos y de personas que no son trabajadores fijos del Teatro y hay que contratarlos. Y todo eso hay que hacerlo dentro de unos plazos bastante estrechos, porque desde que se empieza a ensayar hasta el día del estreno pueden surgir mil imprevistos y contrariedades.
La labor de la producción dentro de este proyecto la han llevado a cabo conjuntamente el propio departamento de producción del Teatro Maestranza, del que es jefa Ana Esteban, y los alumnos y profesores del I.E.S. Néstor Almendros, con la colaboración del la coordinadora de centros, Marina Sanz, en representación de la Delegación de Educación.
Los profesores y alumnos del citado centro han colaborado en funciones como la coordinación del equipo técnico y humano (cuyo contacto han facilitado con la creación de un grupo de trabajo en Google Groups)  y han participado en tareas administrativas como la elaboración de fichas del personal, directorios de contactos, comprobación de listados etc.
Dentro de la producción escénica, estuvieron presentes en las audiciones de la orquesta, ensayos de la escolanía y del equipo artístico. Asimismo han estado asistiendo a las necesidades de vestuario y utilería. De todo ello han proporcionado un excelente material fotográfico.
También es responsable del diseño de iluminación del espectáculo, ejercerán de ayudantes de sonido durante la representación y se encargarán de la pos-producción de todo el material audiovisual realizado.
En cuanto a la promoción, el Departamento de Imagen y Sonido del Néstor Almendros ha colaborado con el centro I.E.S. Vistazul (responsable del Blog y el programa de mano) facilitando material visual y listas de participantes. A lo que se le suma la realización del Making-of de todo el proyecto “Produce una ópera”.

6- LA PUESTA EN ESCENA
Sonia García Román - 2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
La puesta en escena es bastante importante en el mundo de la ópera. Un director de escena debe tener una visión global de cómo quiere que se perciba la ópera y de lo que pretende transmitir al público. No es, como pensábamos algunos, un simple diseñador de decorados, también es quien sitúa la acción dramática en una época y en un ambiente determinados, por lo que le corresponde decidir sobre todos los aspectos visuales: espacios, vestuario, atmósfera, luz, mobiliario... y por otra parte, sobre los movimientos, las actitudes y los gestos de los intérpretes, es decir, la interpretación teatral. El director de escena puede concebir un argumento de muchas maneras y dar distintos enfoques: oscuro y tenebroso, cómico, irónico, clásico, moderno etc.
En la visita al Teatro Maestranza que realizamos al iniciarse este proyecto pudimos ver los decorados de La Bohème, antiguos, de estilo conservador e impresionantes. Tuvimos la oportunidad de ver cómo se realizan los cambios de un decorado a otro. También hemos de mencionar la sensación de magia que nos había provocado la escenografía en experiencias operísticas anteriores, como Turandot o La Traviata. Es decir, una buena puesta en escena puede transportar a un mundo u otro y contribuye esencialmente a que cada montaje de una ópera sea distinto de otros.
Maribel Macías, regidora del Teatro Maestranza y directora de escena de la producción de Hansel y Gretel, a la que tuvimos ocasión de entrevistar cuando el proyecto estaba empezando a caminar, nos explicaba su intención de realizar un montaje distinto al tradicional. Concretamente afirmaba: "Quiero un Hansel y Gretel divertido, manteniendo el argumento de la obra pero suavizando un poco a los personajes”.
Partiendo de ese primer planteamiento y después de varias reuniones para unificar criterios, los diferentes centros participantes se pusieron manos a la obra. Los decorados y la utilería (también llamada atrezzo, que abarca el conjunto de objetos -mobiliario, accesorios- que aparecen en el escenario) los realiza la Escuela de Arte de Sevilla, orientados por la directora de escena y ayudados por los Jefes de Maquinaria e iluminación del teatro. Este centro presentó varios diseños, cada uno con un concepto escénico particular, y finalmente se ha elegido la propuesta que se ha considerado más adecuada. Los debates a la hora de elegir una u otra, como también ocurriría con los diseños de vestuario, han sido enormemente instructivos para aquellos que nos acercábamos por primera vez a este mundo, pues nos han servido para darnos cuenta de la enorme variedad de planteamientos que admite una puesta en escena.
El vestuario es un factor importante en la representación de la obra. Su diseño y confección en este proyecto ha correspondido al IES Pablo Picasso, junto a la Directora de Escena y a la Jefa de Sastrería, Lola Chavarría. Los alumnos del IES Pablo Picasso, orientados por sus profesores, han presentado modelos de los cuales parte la indumentaria que llevan los personajes en la representación. Se han basado en un concepto alejado de la visión típica de Hansel y Gretel. Todo esto hace que, aunque dispongan de la ayuda de profesionales, puedan desarrollar su creatividad y tengan la oportunidad de llevar a cabo nuevas ideas.
Por otra parte, los alumnos del IES Beatriz de Suabia han presentado varios diseños para la caracterización de cada personaje. Esto se realiza fundamentalmente a través del  maquillaje y el peinado, y es también un factor muy importante que debe adecuarse perfectamente al concepto escénico general, pues tiene una gran influencia en el aspecto final de los protagonistas.


7- INFORMACIÓN Y PROMOCIÓN
Marta Viñas Ostos - 2º de Bachillerato de Humanidades del IES Vistazul
Para que una ópera tenga éxito no basta con que todo funcione bien. Hay que difundir la noticia de su estreno y dar a conocer unas nociones generales sobre su argumento y su estilo. Todos hemos oído hablar de óperas tan populares como Carmen, La Traviata, La Bohéme… que suelen tener una alta demanda de espectadores cada vez que se montan, tanto que a menudo las entradas se agotan a las pocas horas de ponerse a la venta. Pero un teatro de ópera con inquietudes y ambiciones no se puede conformar con una programación conservadora que repita año tras año los títulos más conocidos. Debe buscar nuevos repertorios y estar atento a redescubrir joyas que por alguna razón no fueron apreciadas en su momento, así como tener presentes las corrientes modernas que se van imponiendo en los países con mayor afición y tradición. Esto implica un riesgo, pero también tiene sus compensaciones. Por ejemplo, el teatro de la Maestranza ha producido en los últimos años obras que no se habían estrenado nunca en España, junto a otras que rara vez pueden verse, lo que ha hecho que acudan aquí aficionados y críticos de Madrid y otras ciudades para disfrutar de las obras de grandes compositores desconocidos por el gran público: Zemlinsky, Schrecker, Busoni, Dallapiccola…
En este tipo de producciones juega un papel fundamental la labor de información y promoción, con una doble finalidad: que un sector del público con sensibilidad para apreciar estas obras no se quede en casa por desconocimiento y que las butacas del teatro no muestren un desolador vacío con los consiguientes perjuicios artísticos y económicos. De modo que hay que encargar carteles, contactar con los medios de comunicación, ofrecer una información completa y atractiva a la prensa, la radio, la televisión local y regional… y, cómo no, anunciar el espectáculo a través de Internet, ya que el teatro tiene su propia página web que, además de facilitar los datos y fechas de cada evento que tiene lugar en sus salas, permite sacar las entradas desde el ordenador.
El proyecto “Produce una ópera”, ha tenido muy en cuenta la cuestión promocional a través de los medios radiofónicos y periodísticos de la ciudad, dado que se trataba de una experiencia pionera en España. Y, como en las restantes áreas anteriormente comentadas, ha contado con la implicación directa de los alumnos y profesores de los centros participantes. Concretamente, la labor de promoción la ha desempeñado el Departamento de Animación Socio-cultural del IES Polígono Sur, que ha llevado por los centros un montaje escénico con el fin de dar a conocer la obra de forma divertida y atractiva, además de intervenir en los dos coloquios radiofónicos que se han realizado; este centro también ha preparado una interpretación de la obra en lenguaje de signos. La labor de información, dirigida por la Jefa de Relaciones Externas del Teatro, Rocío Castro, nos ha tocado en suerte al IES Vistazul, como ya han explicado anteriormente mis compañeros, con la inestimable ayuda del Departamento de Imagen y Sonido del IES Néstor Almendros. La coincidencia con fechas de exámenes y la “espada de Damocles” del fin de Bachillerato y la Selectividad nos ha tenido un poco agobiados en algunos momentos, pero sospechamos que, pasado el día del estreno, cuando el torbellino de estos meses toque a su fin, nos quedará por dentro un pequeño vacío y un creciente sentimiento de nostalgia.